Antonio Banderas eligió no vivir como si ya estuviera muerto…

El actor decidió retomar su trabajo tras sufrir un ataque al corazón el año pasado.

Antonio Banderas se negó a dejar el trabajo después de su ataque al corazón, porque no quería vivir la vida como si ya estuviera “muerto”, según publica el Daily Mail.

El actor de 57 años fue trasladado al hospital el año pasado después de sufrir dolores en el pecho mientras hacía ejercicio, y aunque se determinó que estaba sufriendo un ataque al corazón, el actor no pudo dejar de actuar.

 Él dijo: “Tomo los medicamentos que me recomendaron y me cuido. Pensé que iba a dejar de trabajar un poco más, pero decidí no hacerlo porque extrañaba mi vida, y eso es todo”.

“A veces me quejo de que necesito parar para descansar, pero después de dos días quiero retomar mi vida. No quiero vivir mi vida como si ya estuviera muerto. Voy a vivirla, y si muero, muero “.

A pesar de continuar con el trabajo, Antonio admite que se sintió “asustado” cuando sufrió dolores en el pecho y ha dejado de fumar desde entonces.

“Fue aterrador, a decir verdad. Era algo que sabía antes, pero luego lo ves muy claramente frente a ti, y es que la existencia de la muerte es muy real. Dejé de fumar. Hago mucho deporte y como bien”, señaló.

Deja tu comentario

También te gustaría