Mariela Castro justifica represión a marcha alternativa calificándola de ‘show’..

La represión de la marcha se saldó con varios detenidos y al menos un herido, el bioquímico Oscar Casanella, quien publicó en Facebook varias imágenes en las que se le ve con la frente vendada y manchas de sangre.

Mariela Castro Espin@CastroEspinM

Exhortamos a hacer de estas Jornadas contra la Homofobia y Transfobia un espacio para la unidad, en defensa de la Revolución y el socialismo, único proyecto social que defiende inclusión verdadera

La realizadora Yaima Pardo dijo por otra parte que la activista Juana Moraestuvo “presa” desde las 3:00PM hasta las 8:30PM, bajo “interrogatorio y amenazas”.

“El que la interrogó buscaba un líder, un culpable”, escribió Pardo en Twitter.

Casanella fue liberado a las 11:30PM, informó el periodista Boris González Arenas, quien cubría la marcha para DIARIO DE CUBA y también fue detenido junto al biólogo Ariel Ruiz Urquiola, la periodista independiente Iliana Hernández, los activistas Yasmany Sánchez y Yennia del Risco, entre otros.

Marcha ilegal en Cuba termina con enfrentamientos entre Policía y colectivo LGTBI

La periodista Sarah Marsh, de la agencia Reuters, publicó en su cuenta en Twitter un vídeo en el que se observan algunos momentos del arresto Casanella.

Boris González Arenas dijo que antes de ser arrastrado Casanella “debió quitarse” a su hijo de dos años sobre los hombros. Lo había llevado “para que aprenda, desde pequeño, que la libertad cuesta, pero los que aceptamos el precio no podemos vivir sin ella”, agregó.

La marcha LGBTI salió del Parque Central entre gritos de “¡Cuba diversa!”, “¡Sí se pudo!”, “¡Homofobia no, mi derecho sí!” y “Viva el matrimonio gay”, entre otros.

La Policía y la Seguridad del Estado la frenaron a la altura de Prado y Malecón y o permitieron a los participantes continuar.

00:00
/
01:50
00:00
Next Video
×

“Me hirieron en la frente, tengo una lesión de varios puntos. Me llevaron al Hospital Calixto García y luego de Rayos X de cráneo, examen de alcoholemia y suturarme la herida en la frente”, relató Casanella.

Añadió que luego fue trasladado a la estación de la Policía de Zanja, en Centro Habana, donde se encontraba el activista Daniel Llorente, el hombre que protestó con una bandera estadounidense en la Plaza de la Revolución el 1 de mayo de 2017.

Casanella dijo que durante su detención, varios agentes lo llevaron a un edificio “en San Lázaro, casi esquina con Prado, en la acera más cercana al mar”.

“Me tenían unos cuatro represores en sus manos, me golpearon en pecho y abdomen, mientras uno de ellos me estrangulaba por el cuello, casi sin poder respirar, tampoco podía ver bien porque me caía la sangre en los ojos pues ya me habían partido la frente al yo intentar escapar. Fue uno de los peores momentos”, dijo.

La periodista Sarah Marsh, de la agencia Reuters, publicó en su cuenta en Twitter un vídeo en el que se observan algunos momentos del arresto Casanella.

Boris González Arenas dijo que antes de ser arrastrado Casanella “debió quitarse” a su hijo de dos años sobre los hombros. Lo había llevado “para que aprenda, desde pequeño, que la libertad cuesta, pero los que aceptamos el precio no podemos vivir sin ella”, agregó.

La marcha LGBTI salió del Parque Central entre gritos de “¡Cuba diversa!”, “¡Sí se pudo!”, “¡Homofobia no, mi derecho sí!” y “Viva el matrimonio gay”, entre otros.

La Policía y la Seguridad del Estado la frenaron a la altura de Prado y Malecón y o permitieron a los participantes continuar.

Deja tu comentario

También te gustaría