Cardi B no está dispuesta a que nadie ensucie su reputación como madre

La cantante ha emprendido una demanda por difamación en contra de dos influencers quienes la injuriaron.

Cardi B no está dispuesta a permitir que nadie arruine su imagen como una gran madre sin pelear.

Por ello la cantante ha iniciado una demanda en contra de los vloggers Tasha K y Starmarie Ebony Jones, por difamación, después de que afirmaron que la cantante consumió drogas mientras estaba embarazada de su bebé Kulture.

En los documentos de la corte, la estrella presentó la demanda por difamación ‘por difundir mentiras’ y tratar de ensuciar su nombre.
El video en cuestión es uno de abril del año pasado, en el que Tasha argumentó que debido a que Cardi consumía drogas mientras esperaba a su primogénita, ‘la bebé puede tener discapacidades intelectuales’.

Deja tu comentario

También te gustaría